sábado, 31 de diciembre de 2011

Feliz Año Nuevo 2012 les desea "Cuba, la Isla Infinita"


Se va el año 2011 para Cuba, la Isla Infinita, este blog que nació lejos de su tierra y todavía no celebra su primer cumpleaños, pero que se empina hasta las infinidades para recordar siempre que Cuba está en nosotros y con nosotros.
En mayo de este año que termina, salió el primer post en un sitio creado con mucho esfuerzo y demasiado amor. Un sitio que reunió a 229,709 visitantes en tan solo seis meses y nueve días, pero manos dañinas, adoloridas por el enorme peso del amor a Cuba, provocaron un cambio en el soporte digital.
La Isla Infinita nació para compartir nuestra cultura, ese tesoro común que nos une, donde quiera que estemos, y hacía un recorrido diario por las efemérides cubanas y mundiales más importantes, para no olvidarnos jamás de dónde venimos y quiénes somos.
Desde el pasado 6 de diciembre, renació el blog, esta nueva versión que no deja de salir cada día, desplegando la bandera soberana de la estrella solitaria, sirviendo de trinchera y sumándose al grito, millones de veces repetido, de que ¡Cuba Va!
Su otro gran e ineludible compromiso es la lucha por conseguir la libertad de Gerardo Hernández Nordelo, Ramón Labañino Salazar, Fernando González Llort, Antonio Guerrero Rodríguez y René González Sehwerert, los Cinco Héroes cubanos, injustamente encarcelados en prisiones norteamericanas por tratar de frenar las acciones terroristas que desde aquí, se fraguan a diario contra la isla inclaudicable.
A los tantos amigos, Cuba, La Isla Infinita les desea un Feliz Año Nuevo 2012, con la convicción de que veremos crecer, sobre la base de sus propios errores, a ese país gigante que no acepta imposiciones.
A los que no me quieren, a los que me amenazan de muerte, a los que viven inmersos en un odio sin límites, también les deseo un buen año. Nada impedirá que Cuba, La isla Infinita siga altiva en las redes sociales, al lado de esa gigantesca comunidad de hermanos que extienden sus brazos cada día.
Felicidades y que el 2012 nos guarde un abrazo hermanador.