jueves, 29 de diciembre de 2011

Memorable espectáculo por aniversario 80 del debut escénico de Alicia Alonso


Un memorable espectáculo regaló hoy el Ballet Nacional de Cuba (BNC) a su directora general, la prima ballerina assoluta Alicia Alonso, en ocasión de celebrarse este jueves el aniversario 80 de su debut escénico, destaca una nota de la periodista Idania Rodríguez Echevarría, de la Agencia de Información Nacional (AIN).
Justo el 29 de diciembre de 1931, la excelsa bailarina interpretó -con solo 11 años de edad- el Gran vals de La bella durmiente del bosque, en el entonces Teatro Auditórium, actual Amadeo Roldán.
Con un tributo fílmico se inició la función en la sala García Lorca del Gran Teatro de La Habana y prosiguió con el I acto de La bella durmiente, interpretado por Glenda García, Victoria Prada, Ana Lucia Prada, Marizé Fumero, Leticia Silva, Vanesa Haidar y Liliam Pacheco, entre otros.
Lució la actuación, además, con el Grand pas de Quatre, a cargo de Viengsay Valdés, Sadaise Arencibia, Anette Delgado y Yanela Piñera.
Sobresalieron en la gala, asimismo, otras obras también coreografiadas por la legendaria bailarina, como “Pretextos” y “Preciosa y el aire”, esta última protagonizada por Irene Rodríguez, primera bailarina del Ballet Español de Cuba, y Alejandro Silva, del BNC.
La programación, transmitida en vivo por la televisión cubana, continuó con A la caída de la tarde, a cargo del cuerpo de baile, y Diálogo a cuatro, por Dayesi Torrientes, Arianni Martín, Luis Valle y Arián Molina.

Excelente desempeño fue el de Anette Delgado y Dani Hernández en el Grand pas de La flauta mágica, en función que tuvo como cierre el ballet Sinfonía de Gottschalk.
Prologados aplausos y una fuerte ovación a Alicia pusieron punto final a este homenaje, que honra a una de las figuras más brillantes de la danza universal.
Asistieron a la gala Rafael Bernal, viceministro primero de Cultura; Yolanda Ferrer, secretaria general de la Federación de Mujeres Cubanas, y otras personalidades de la cultura y el Gobierno.