jueves, 3 de mayo de 2012

Califican de acto de barbarie incendio de agencia charter en Miami

Vivian Mannerud, propietaria de Airline Brokers    
   Los cobardes que hicieron este acto de barbarie cometieron un gran error, afirmó en Estados Unidos Vivian Mannerud, propietaria de la agencia Airline Brokers, destruida la semana pasada en Miami por un incendio intencional.
   La empresaria de origen cubano, reconoció en una carta publicada en un diario local, que es la primera vez que un incidente de este tipo ocurre en el condado Miami-Dade, después de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2011.
   "Seguiré defendiendo el derecho constitucional de mis clientes a viajar (a Cuba) para ver a sus familiares. Nuestros líderes políticos también deben expresar su opinión sobre esta acción. Ellos están ahí para representarnos a todos nosotros", añade Mannerud en su misiva.
   "La comunidad no debe tener miedo a hablar claro", subrayó la dueña de Airline Brokers, en alusión a los grupos extremistas anticubanos residentes en Miami, que ejercen presión y violencia contra los emigrados isleños que buscan un acercamiento con su país de origen.
   Airline Brokers, es una de las ocho compañías que organiza vuelos charters hacia Cuba, ante la prohibición del gobierno de Estados Unidos para que exista un flujo normal de viajes regulares entre ambas naciones, como consecuencia del criminal bloqueo económico, comercial y financiero que Washington impone a la isla desde hace más de medio siglo.
   "Les pido a todos que recen por mis empleados, pero sobre todo que recen por esta comunidad, y que podamos vencer el odio que rodea a esta ciudad" dijo enfática Vivian Mannerud, refiriéndose a las tensas relaciones que persisten entre los cubanos emigrados en Miami.
   Según declaraciones de Deborah Cox, portavoz de la oficina del inspector estatal de incendios de la Florida, la causa del siniestro es seguida también por la Oficina Federal de Investigaciones, la Oficina de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego y el Departamento de Bomberos de Coral Gables, en Miami.
   Funcionarios relacionados con el caso, quienes pidieron el anonimato por no estar autorizados para hacer comentarios, afirmaron a un diario local, que el fuego fue deliberado y no accidental.
   El incendio que destruyó las oficinas de Airline Brokers, en Miami, ocurrió mientras diplomáticos de la Sección de Intereses de Cuba en Washington se preparaban para recibir a unos 150 emigrados cubanos en Estados Unidos, con el fin de discutir temas sobre la relación entre la Isla y su diáspora.
   En 1987 varias agencias de viajes a Cuba, con sede en Miami, sufrieron continuos atentados con bombas, y un año después, se produjeron ataques dinamiteros contra las agencias Va Cuba y Bele Cuba Express, y una amenaza de bomba contra las oficinas de la aerolínea española Iberia.
   Entre 1989 y 1990, grupos extremistas anticubanos de Miami hicieron estallar dos bombas en Marazul Charters y colocaron artefactos explosivos en lugares aledaños a las residencias de simpatizantes por el diálogo entre Cuba y la comunidad cubana en Estados Unidos.
   En 1996 organizaciones contrarrevolucionarias de cubanos localizados en Miami atacaron nuevamente con bombas las agencias de viaje Marazul Charters y Tu Familia Shipping.
   Todavía las autoridades no han ofrecido declaraciones acerca del resultado de las investigaciones, ni ningún grupo terrorista anticubano se ha adjudicado la responsabilidad del hecho.

Tomado del sitio digital de Prensa Latina