sábado, 2 de febrero de 2013

Lo que olvidan los críticos de Cuba: Agresiones del Imperio – 2 de febrero


uno de los barcos pesqueros cubanos secuestrados por EEUU
    Este 2 de febrero es uno de esos días que los cubanos no olvidan, porque la memoria no permite sacudir los desmanes sufridos en aras de convertir –infructuosamente-, a este pueblo en esclavo.
   Hace 501 años, un día como hoy, los colonizadores españoles que trajeron su cultura a América sobre el filo de sus espadas, martirizaron en el fuego al cacique quisqueyano Hatuey, considerado como el primer líder que defendió el derecho de Cuba a ser libre.
   Se cuenta que antes de ser quemado, uno de los religiosos españoles que acompañaban a la tropa, le preguntó al primer guerrero que se enfrentó a los colonizadores que si quería aceptar a Jesús e ir al cielo.
   Fray Bartolomé de las Casas narró en uno de sus escritos que el líder taíno preguntó si los españoles iban al cielo. Ante la respuesta afirmativa, dijo que entonces él no quería ir allí para no tener que volver a ver a gente tan cruel, y prefirió morir quemado antes que rendirse ante los invasores de su tierra.
   Pero en ese empeño colonizador no estuvieron solo los españoles, pues años después la codicia invadió a las tierras del norte de América, quienes veían en la islita guerrera una opción de esclavitud lejos de sus costas, tesis que impusieron hasta que el victorioso comandante Fidel Castro bajó de las montañas con su Ejército Rebelde dispuesto a aguarle la fiesta a los gringos.
   Y como la historia no miente, también un 2 de febrero de 1959, hace exactamente 54 años, en su afiebrada persistencia por destruir a la Revolución cubana y sus conquistas a solo un mes de derrocar a la sangrienta dictadura de Fulgencio Batista, Washington inició sus ilegales incursiones aéreas contra Cuba, que resultó en ese primer intento, en el apresamiento del mercenario estadounidense Allen Robert Maller, a bordo de una de estas aeronaves piratas.
   Aunque hay algunos olvidadizos por ahí, sería bueno recordar que también un 2 de febrero de 1964, hace 49 años, fueron secuestrados cuatro barcos pesqueros cubanos, a manos de unidades navales norteamericanas y conducidos injustamente a la Base Naval de Cayo Hueso, por unidades de la Marina de Guerra de los Estados Unidos.
   Los barcos pesqueros "Lambda 33", "Lambda 8", "Cárdenas 14" y "Cárdenas 9", con 38 pescadores cubanos a bordo, fueron encarcelados en la prisión del Condado de Monroe, quienes fueron liberados 16 días después, en respuesta a un fuerte movimiento popular de protesta.
   Y todavía hay quien habla de derechos humanos y critica a Cuba….. ¡le zumba el mango compay!