jueves, 28 de febrero de 2013

Lo que olvidan los críticos de Cuba: Agresiones del Imperio – del 26 al 29 de febrero



    En su enfermiza obsesión por derrocar a la Revolución cubana, Washington no escatimó medios para armar, financiar y apoyar a los grupos extremistas anticubanos asentados en la Florida, los que se prestaban como punta de lanza en la cruel guerra desatada por el Imperio contra la Isla irredenta.
   El 26 de febrero de 1961, voló un avión a oscuras sobre la zona sur del término de Los Palacios, y el mismo día, pero en 1962, colocan fósforo vivo en la tienda El Encanto, en Santiago de Cuba.
   También un 26 de febrero es secuestrada la embarcación El Arcadio, por un grupo de contrarrevolucionarios en la cooperativa pesquera de Caibarién, en la provincia de Las Villas.
   El 26 de febrero de 1971, son sorprendidas en aguas internacionales cuatro lanchas auxiliares de los pesqueros Lambda 107 y Lambda 110, al oeste de la isla Tortuga, y conducidas a puertos norteamericanos por el guardacosta Seadesta. El 31 de mayo devolvieron cuatro de los pescadores y el resto fue condenado en Miami, Florida, bajo acusaciones falsas.
   El 27 de febrero 1961 sobrevoló un avión pirata con las luces apagadas sobre la granja Las Vegas, del poblado de Alonso Rojas, en Consolación del Sur, y el 28 de febrero 1962 es cometido un atentado terrorista en la Academia Nobel, en La Habana, con un saldo de nueve estudiantes y una profesora heridos.
   Este día también se intenta asesinar al Primer Ministro, Comandante en Jefe Fidel Castro, mediante tabacos rellenos de fuerte tóxico, operación que se frustra en su etapa final.

   El 29 de febrero de 1967, una declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores relata como el 27 de febrero, tres tripulantes traidores de la motonave mercante cubana 26 de Julio, de 550 toneladas de desplazamiento, en travesía a Canadá, se apoderaron del buque transitoriamente y en forma sorpresiva, y cambiaron su rumbo hacia la bahía de NorfoIk, Virginia, Estados Unidos, con el objetivo de pedir asilo en dicho país.
   Inmediatamente irrumpieron en la zona, ubicada a 5 millas de la costa norteamericana, dos unidades del Servicio de Guardacostas de Estados Unidos y un helicóptero.
   La nota agrega que "en manifiesta connivencia con los buques de guerra yanquis y bajo su descarada tutela, los tres tripulantes traidores, perpetrada su fechoría, arriaron un bote, luego de robarse todo el dinero y una gran cantidad de alimentos de dicha nave, y trataron de ponerse bajo la protección de los cañones norteamericanos.
   Sin embargo, su miserable propósito fue frustrado por la rápida acción del capitán y del resto de la tripulación de la motonave cubana, quienes obligaron al bote sustraído a retornar a ésta y los desarmaron y arrestaron como corresponde con vulgares malhechores y traidores."
   Entretanto esto acontecía, los dos buques de guerra yanquis se mantenían en actitud francamente agresiva, enfilando sus cañones desenfundados hacia el 26 de Julio, mientras un helicóptero sobrevolaba la embarcación cubana a muy baja altura.
   Inclusive, uno de los guardacostas, con periodistas y camarógrafos yanquis, pretendieron interrogar al capitán y tripulantes de la motonave cubana "recibiendo de éstos una respuesta que traducía inequívocamente su lealtad a la patria y su coraje revolucionario".
   Y todavía hay quien habla de derechos humanos y critica a Cuba….. ¡le zumba el mango compay!