sábado, 25 de octubre de 2014

The New York Times analiza impacto de Cuba en elecciones en Estados Unidos



Por Miguel Fernández Martínez

   La edición dominical del diario The New York Times publica hoy un editorial titulado Los cambios electorales respecto a Cuba, pidiendo por segunda vez en este mes, el fin del bloqueo económico de Estados Unidos contra Cuba.

   El influyente diario neoyorkino hace un análisis de los giros producidos en la intríngulis electoral estadounidense, referente a las posiciones beligerantes contra la isla durante estos años, y las nuevas tendencias, incluso en el sur de la Florida.

   En tiempos pasados, no muy lejanos, todo candidato político creíble haciendo campaña en Florida para elecciones estatales o nacionales obligatoriamente debía recitar denuncias contra el gobierno cubano y proclamar su fe en que el embargo a la isla finalmente sacaría a los Castro del poder” señala el The New York Times.

   El editorial publicado hoy en inglés y español, y firmado por el Comité Editorial, encabezado por Andrew Rosenthal, subraya que esa política ha cambiado drásticamente en los últimos años, a medida que los emigrados cubanos en el sur de Florida se han manifestado a favor de fomentar lazos estrechos con su país de origen.

   Cuba sigue siendo un tema político importante en Florida y, hasta cierto punto, a nivel nacional. Pero el tema se ha vuelto mucho más complejo” enfatiza el periódico.

   Según el artículo, esa evolución ha permitido que un creciente número de políticos dentro de Estados Unidos puedan reconocer al embargo (bloqueo) como una política fallida, y argumentar que ponerle fin a la era de enemistad con Cuba representa la mejor oportunidad para fomentar un futuro más próspero en la isla.

   Reconoce además que ese cambio ha llevado señales a la Casa Blanca, donde los asesores del presidente están considerando cuánto progreso pueden lograr al ampliar lazos con Cuba, una aspiración que -según dice el editorial- el presidente Barack Obama ha tenido hace mucho tiempo.

   Recuerda a su vez, que Obama se pronunció a favor de abolir el bloqueo contra Cuba cuando era candidato al Senado en 2004, aunque después se retractó durante la contienda presidencial en 2008.

   Hace mención a la postura del candidato demócrata a la gobernación de Florida, Charlie Crist, quien recientemente dijo estar dispuesto a viajar a Cuba durante la campaña, después de reconocer enfáticamente que el bloqueo es una política obsoleta que debe ser abandonada.

   También menciona a Hillary Clinton, una de las principales figuras presidenciables del partido Demócrata para el 2016, quien escribió en su autobiografía recién publicada, y lo reiteró en una entrevista, que hoy en día está a favor de terminar el bloqueo, llamándolo una estrategia fallida.

   The New York Times destacó los cambios perceptibles en Miami, uno de los pocos lugares donde el bloqueo contra Cuba aún cuenta con el apoyo de la comunidad tradicional de cubanoamericanos, un electorado predominantemente Republicano.

   Mencionó además, que ponerle fin al bloqueo económico que Washington impone a Cuba desde 1962, exigirá mayores giros en la opinión pública, dado que se requiere una acción en el Congreso, donde todavía prevalece un pequeño grupo de legisladores de ascendencia cubana quienes abogan por mantenerlo.

   The New York Times concluye su editorial diciendo que “no se debe seguir anclando la política exterior estadounidense en un curso errado que ha generado tensión en las relaciones de Washington con sus vecinos, y ha inhibido el comercio con la isla”.

Tomado del sitio digital de Prensa Latina